quebrantahuesos fcq

NOTICIAS


24/09/10

Lechazos Montañas de Liébana en la revista Agenda Viva

Lechazos de Liébana: Naturaleza y vida rural

Los cabritos y corderos de la cántabra comarca lebaniega son un producto de alta calidad que no siempre habían gozado de merecido reconocimiento. Ahora, bajo la marca Lechazos Montañas de Liébana, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos ha impulsado un proyecto para potenciarlos, a la vez que reúne a productores, comerciantes y consumidores en favor de la vida rural, la conservación de la naturaleza y la reintroducción del quebrantahuesos en la cordillera.

Amanece en el Macizo Oriental de los Picos de Europa. Recorremos la empinada pista que comunica el desfiladero de La Hermida con el pueblo lebaniego de Bejes, al encuentro de unos pastores de la zona que organizan una esquila junto a la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ). Por el camino, admiramos por enésima vez la majestuosidad de esta escarpada cordillera. Los amantes de las montañas nunca perdemos el primigenio sentimiento de asombro ante la belleza de esta salvaje naturaleza. En los macizos calizos carboníferos de los Picos de Europa se han formado innumerables generaciones de alpinistas, convirtiéndose en muchos casos en el “jardín de infancia” de los que después han sido montañeros de renombre.

Largas jornadas de caminata e inolvidables noches estrelladas han ido forjando a fuego lento nuestra pasión por la naturaleza indómita de estos paisajes, conformados, por un lado, por la orogenia alpina y, por otro, por la secular presencia del ser humano. Siempre que nuestros pasos nos han encaminado por los valles y las cumbres de la cordillera Cantábrica hemos tenido la oportunidad de relacionarnos, no sólo con el paisaje, sino también con su paisanaje. Cuando hemos necesitado localizar la deseada fuente; cuando queríamos averiguar por dónde se llega mejor a aquel collado; cuando necesitábamos saber si por esa angosta canal podía uno descender sin quedarse entrampado. Allí estaban los pastores, los ganaderos, los habitantes de Picos. Para unas palabras amables, para unas sabrosas anécdotas con sazonado mitológico o hasta, de vez en cuando, para alguna que otra degustación de vino y queso de auténtica denominación de origen.

El Programa de Recuperación del Quebrantahuesos en los Picos de Europa que ha creado la FCQ se ha basado en la lógica y natural unión de estos dos actores que confluyen en la creación de los paisajes de las montañas cantábricas: el Hombre y la Tierra. Además, la iniciativa Lechazos Montañas de Liébana forma parte del proyecto piloto “Innovación y desarrollo sostenible mediante la recuperación de especies en peligro de extinción”, financiado por el MARM (Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino). La fundación ha trabajado arduamente durante estos últimos años para poder cerrar el ciclo vital en el que la acción de uno de los factores beneficia al siguiente, y este al que sigue, y así hasta conseguir cerrar el círculo ecológico de interdependencia. Diego Martín Cortés, miembro de la FCQ y responsable del proyecto Lechazos Montañas de Liébana lo resume así: «Tengamos en cuenta que los huesos de las carroñas de oveja y cabra van a ser la principal fuente de alimentación para el quebrantahuesos. Por lo tanto, en primer lugar, va a ser importante mantener una cabaña ganadera considerable en toda la zona. Y apoyar a quienes, con su labor diaria, están manteniendo los paisajes, la diversidad de especies, y en particular, pueden crear las condiciones básicas para la vuelta del quebrantahuesos a los Picos de Europa. En segundo lugar, para reintroducir una especie en un determinado sitio, el apoyo social es imprescindible. Siempre hay que contar con la voluntad de quienes conviven y comparten espacio en la montaña con las especies animales. Y esos son los ganaderos, los pastores y los vecinos que habitan los Picos de Europa. Y, por otra parte, entran en juego los comerciantes, los hosteleros, que tienen la oportunidad de ofrecer un producto de calidad a buen precio; y los consumidores, el público que valora el producto y que quiere apoyar la conservación de la naturaleza con sus hábitos de consumo».
Entre medias hay mucho trabajo de diálogo, de escucha activa, de acercar posturas, de confianza, de apoyos y consenso. También otros factores clave que se hacen fundamentales para el día a día, como el conectar a productores y comerciantes. Ese papel lo ha asumido la cooperativa Sociedad Agraria de Transformación Liébana-Peñarrubia, que ya contaba con la suficiente experiencia para trabajar con marcas y en comercialización de productos. Decidieron apoyar la idea y hoy gestionan y coordinan la marca Lechazos Montañas de Liébana, haciendo de enlace entre productores y restauradores, estableciendo las cantidades, los pesos, el tratamiento de congelación, el reparto en los restaurantes, etc.

Todo el proyecto que viene desarrollando durante estos últimos ocho años la FCQ partió de unos comienzos difíciles. La cabaña ganadera de la región no era suficientemente valorada, los precios cada vez eran más bajos y muchos pastores y ganaderos optaban por abandonar la profesión. Rafael Roiz, pastor lebaniego del pueblo de Bejes comenta las penurias de esos años: «Más de una vez pensé que era mejor que las ovejas no me pariesen, porque me costaba más criar el cordero que después lo que pudiera sacar por él. Así que, mira, directamente que no me pariesen porque era añadir un problema más a la situación». Los rebaños de la comarca de Liébana se han utilizado en las últimas décadas sobre todo para carne. A parte del vacuno, en especial la de cordero y cabrito. «Llegó un momento en que estábamos vendiendo a precios muy bajos, a precios de los años 80, a unos 30 o 35 euros el cordero. Precio que ponían los tratantes para venderlos en mercados del exterior», comenta Rafael.

Revista Agenda Viva - Otoño 2010

Autor/es:

  Observación de quebrantahuesos ¡Colabora en la conservación del Quebrantahuesos comprando la Mascota Oficial! Haz click aquí.  
Campaña para incentivar el consumo de carne Raza Pirenaica. Proyecto Piloto Zona Infantil
Conoce la naturaleza pirenaica Varcriq - vigilancia de areas criticas de quebrantahuesos Zona Infantil
Marcha Cicloturista Quebrantahuesos
 

Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza.

Las fundaciones para la conservación de la naturaleza son una herramienta esencial para protección de la biodiversidad y la participación social


La Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza (AFN), constituida en febrero de 2012, nace de la necesidad de defender la especificidad de las fundaciones conservacionistas de base privada, animándonos a trabajar en red para compartir experiencias, y de tener una representación unificada ante las administraciones públicas y otros operadores.

Agrupa a un total de 16 entidades que se reparten por la distinta geografía española y abarcan numerosas áreas de actuación en materia de conservación de la naturaleza.

Son entidades privadas de interés general que cumplen un papel determinante en la sociedad. En nuestro país, las fundaciones de conservación y ambientales son actores esenciales en la protección del medio ambiente, canalizando fondos, tanto públicos como privados, que contribuyen a facilitar el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, tal como contempla nuestra Constitución.

En este sentido, colaboran con los poderes públicos para velar por la utilización racional de todos los recursos naturales con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente.

Los principales fines de la AFN son los siguientes: - Representar y defender los intereses colectivos de las fundaciones de conservación de la naturaleza. - Fortalecer la colaboración entre las fundaciones asociadas de cara a lograr una mayor eficacia en las actividades de conservación. - Defender la participación de la sociedad civil y en concreto de las fundaciones, en la formulación, seguimiento y ejecución de las estrategias y las medidas de conservación.



CERRAR
© Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta Web sin autorización de los autores. FCQ© 2010
Fotografías: Francisco Márquez y F.C.Q · Traducciones: Elisabeht Porthaine (Fundación Lammergier Fonds)

Diseñado por JFactory