quebrantahuesos fcq

NOTICIAS


28/07/09

La FCQ participa en el Seguimiento Ecológico de los Espacios Naturales de Aragón (ENP).

El carácter dinámico de los ENP hace necesario que la manera de gestionarlos evolucione con ellos. Para ello, una gestión adaptativa que se retroalimente continuamente con estos cambios y revise periódicamente sus objetivos, resulta más adecuada. Este tipo de gestión está basada en el seguimiento de los ecosistemas que forman parte del ENP. Este enfoque de la realidad está cada vez más presente en las políticas de conservación y en la legislación ambiental. Buen ejemplo de ello es la recientemente aprobada ley estatal de Patrimonio Natural y Biodiversidad. El seguimiento en los ENP españoles tiene un desarrollo modesto. Un estudio de EUROPARC España sobre 130 Parques Nacionales y Naturales en 1998 arrojaba que solo 47 (36%) tenían algún tipo de seguimiento, ya fuera integral o de alguna variable concreta. En Aragón tres ENP cuentan con un seguimiento ecológico (realizado por Ega y SODEMASA): la Reserva Natural de Los Galachos de la Alfranca de Pastriz, La Cartuja y El Burgo de Ebro (2002), el PNG (2006) y el recientemente declarado PNLV (2008). El interés del seguimiento ecológico se basa en la necesidad de conocer lo que tenemos, cómo y porqué está cambiando, qué cambios podemos asumir y cuáles tenemos que combatir. A grandes rasgos se trata de obtener una colección sistemática de variables ecológicas recogidas de manera estandarizada y a intervalos temporales regulares. Su punto de partida son los inventarios de recursos para conocer los elementos del sistema, algo que podríamos llamar “foto fija”. A partir de estos, al tener los ecosistemas un gran número de variables en juego, se seleccionan unos indicadores que sinteticen la información sobre lo que ocurre. Estos indicadores deben ser sensibles a los cambios en la evolución del sistema y para cada uno de ellos debe definirse un umbral que desencadene la actuación de gestión, si es necesaria. Hay cuatro grandes grupos de indicadores: grandes fuerzas motrices de los ecosistemas (clima, invasiones biológicas, grandes incendios); factores de tensión del ecosistema (contaminación, furtivismo); recursos focales (especies amenazadas, endemismos,) y las propiedades y procesos clave de los ecosistemas, que mantienen su integridad. Los indicadores deben ser: sencillos de medir, sensibles a la tensión en el sistema, que respondan a la tensión de forma previsible, anticipatorios e integrantes. El PNG fue declarado en 1990 y tiene un Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) aprobado, al igual que el PNLV, que fue declarado en 2006. Ambos Espacios, a pesar de sus diferencias ecológicas, económicas y sociales, tienen un Plan de Seguimiento Ecológico. La metodología empleada se basa en cuatro fases: recogida de información existente, desarrollo de un modelo conceptual del funcionamiento de sus ecosistemas, inventariación de recursos y puesta en marcha del seguimiento a partir de indicadores. En el caso de los ENP que nos ocupan, el análisis de la información existente reflejaba dos niveles de conocimiento general muy heterogéneos (25 trabajos realizados en el PNG y más de 300 en el PNLV). A partir de este análisis se detectaron los vacíos de conocimiento, los aspectos que ya son objeto de seguimiento y se realizó un plan de arranque para el primer quinquenio. Para decidir qué tiene que ser objeto de seguimiento se organizaron dos talleres participativos con expertos en distintos campos del conocimiento, en los que participaron técnicos de la FCQ. A partir de aquí se realizó una jerarquización consensuada y se llegó a las propuestas concretas de actuación. El seguimiento de algunas especies se lleva realizando desde hace varios años: quebrantahuesos (1986), urogallo (2000), lagópodo alpino (2000), pico dorsiblanco (1992), oso pardo (1986), sarrio (1995), etc.

  Observación de quebrantahuesos ¡Colabora en la conservación del Quebrantahuesos comprando la Mascota Oficial! Haz click aquí.  
Campaña para incentivar el consumo de carne Raza Pirenaica. Proyecto Piloto Zona Infantil
Conoce la naturaleza pirenaica Varcriq - vigilancia de areas criticas de quebrantahuesos Zona Infantil
Marcha Cicloturista Quebrantahuesos
 

Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza.

Las fundaciones para la conservación de la naturaleza son una herramienta esencial para protección de la biodiversidad y la participación social


La Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza (AFN), constituida en febrero de 2012, nace de la necesidad de defender la especificidad de las fundaciones conservacionistas de base privada, animándonos a trabajar en red para compartir experiencias, y de tener una representación unificada ante las administraciones públicas y otros operadores.

Agrupa a un total de 16 entidades que se reparten por la distinta geografía española y abarcan numerosas áreas de actuación en materia de conservación de la naturaleza.

Son entidades privadas de interés general que cumplen un papel determinante en la sociedad. En nuestro país, las fundaciones de conservación y ambientales son actores esenciales en la protección del medio ambiente, canalizando fondos, tanto públicos como privados, que contribuyen a facilitar el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, tal como contempla nuestra Constitución.

En este sentido, colaboran con los poderes públicos para velar por la utilización racional de todos los recursos naturales con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente.

Los principales fines de la AFN son los siguientes: - Representar y defender los intereses colectivos de las fundaciones de conservación de la naturaleza. - Fortalecer la colaboración entre las fundaciones asociadas de cara a lograr una mayor eficacia en las actividades de conservación. - Defender la participación de la sociedad civil y en concreto de las fundaciones, en la formulación, seguimiento y ejecución de las estrategias y las medidas de conservación.



CERRAR
© Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta Web sin autorización de los autores. FCQ© 2010
Fotografías: Francisco Márquez y F.C.Q · Traducciones: Elisabeht Porthaine (Fundación Lammergier Fonds)

Diseñado por JFactory