quebrantahuesos fcq

NOTICIAS


25/04/08

Rescates de alto riesgo para salvar de la extinción al quebrantahuesos.

El quebrantahuesos es necrófago y es el último eslabón de esa cadena sanitaria. El protagonista de uno de estos programas de cría en cautividad ha cumplido dos meses esta semana. Es una cría de quebrantahuesos que estaba condenada a morir poco después de nacer, pero a la que la intervención humana salvó la vida. Fue un rescate de alto riesgo. El nido en el que nació este polluelo estaba en la pared de una montaña del Alt Urgell y los Agentes Rurales tuvieron que descolgarse más de ochenta metros para poder cogerlo. Hubo que aguardar a que su madre abandonara el nido. Si no lo hubiesen sacado de allí cuando sólo tenía cinco días de vida su hermano mayor le habría matado, como suele ocurrir en los nidos de quebrantahuesos. Antonio Margalida, biólogo que asesora al Ministerio y a la Consejería de Medio Ambiente en programas para la preservación del quebrantahuesos, destaca la importancia del éxito de esta "operación de salvamento". Se trata de un trabajo de precisión. Los estudios de Margalida, gracias a imágenes obtenidas con microcámaras instaladas en los nidos, han permitido conocer que las puestas de huevos de las parejas de quebrantahuesos suelen ser dobles. Entre la puesta del primer y segundo huevo pasan varios días y el segundo pollo suele morir por inanición o los picotazos de su hermano, que acapara toda la comida. Esto ocurre entre cuatro y nueve días a partir de la eclosión del segundo huevo, por lo que el rescate tiene que hacerse de inmediato una vez se confirma el nacimiento a través de las microcámaras. "Las puestas suelen ser entre los meses de diciembre y febrero y, a veces, resulta imposible por las condiciones climatológicas llegar a tiempo a los nidos", indica Margalida. No fue el caso del polluelo rescatado en el Alt Urgell, adoptado por una pareja criada en cautividad en el centro de fauna de Vallcalent de Lleida. "A los dos meses se puede hablar ya de éxito por lo bien que se ha adaptado esa cría a su nuevo hábitat", añade este biólogo, vecino de El Pont de Suert (Alta Ribagorza) e impulsor del Grupo de Estudio y Protección del Quebrantahuesos. El resultado de esta operación anima a Antonio Margalida a proponer la instalación de más microcámaras en nidos. Eso permitiría salvar más polluelos sin opción a sobrevivir y criarlos en cautividad para, una vez adultos, volverlos a soltar. Pero hay otras fórmulas, ensayadas también con éxito, para asegurar la supervivencia de la especie. En el centro de fauna de Vallcalent, perteneciente a Medio Ambiente, han nacido hace unas semanas dos polluelos cuyos huevos fueron puestos por parejas de quebrantahuesos que habitan en ese centro, tal como indica Xavier Marco, responsable del área de Medio Natural. Actualmente hay en el centro siete ejemplares de quebrantahuesos y se han formado dos parejas que ya tienen edad para reproducirse. Ambas han puesto este año cinco huevos, de los que han sobrevivido dos crías. La decidida apuesta de la Generalidad por la cría en cautividad se apunta como la fórmula clave para avanzar en la recuperación de la especie, aunque el proceso resulte muy complicado (tal como revela X. Marco) ya que estas aves necesitan de mucha atención y mimo para asegurar la supervivencia de todos los pollos salidos de los huevos eclosionados. En el caso del centro de Medio Ambiente de Lérida, la puesta en marcha de este programa, tal y como añade Marco, permite también preservar ejemplares autóctonos con rasgos genéticos diferentes a los de las aves del resto de Europa, por lo que se puede hablar de una raza única de quebrantahuesos del Pirineo. El polluelo rescatado en el Alt Urgell es uno de estos ejemplares autóctonos. El pasado año este centro de Medio Ambiente entregó a la Junta de Andalucía el primero de los polluelos criados en cautividad en Cataluña para que fuese liberado en las sierras de Cazorla, Segura y las Villas, en la provincia de Jaén. Una semana después de la entrega, ese ejemplar fue liberado junto con una hembra de la misma especie que había nacido en el centro andaluz de cría de Guadalentín, ubicado en Cazorla. En estas instalaciones han nacido este año tres polluelos en cautividad y alberga una veintena de ejemplares. El número de quebrantahuesos que quedan en Europa se cuenta a partir de los territorios que ocupan. Esto lleva a una población mínima de ciento cincuenta ejemplares, repartidos entre los Pirineos, los Alpes, Creta, Córcega y los Balcanes. La cifra real, sin embargo, es algo superior ya que se han empezado a identificar territorios en los que se forman tríos, indica A. Margalida. "Esto ocurre porque cada vez quedan menos territorios de suficiente calidad y muchos machos se ven abocados a unirse a parejas ya consolidadas". Hay un rechazo inicial por parte del macho que ya tiene pareja y ve invadido y amenazado su territorio, pero al final el trío acaba haciendo vida conjunta sin mayores problemas. De los noventa y dos territorios que hay en los Pirineos (35 en Catalunña) se calcula que más de una veintena están formados por tríos. La población más importante de quebrantahuesos habita en los Pirineos de Aragón, comunidad que está a punto de abrir un centro de cría en cautividad (como los que hay en Lérida y Cazorla) y que acaba de ensayar un método único en el mundo, al apostar por la cría controlada sin que haya un contacto directo humano. Se ha hecho en el Parque Nacional de Ordesa, donde un polluelo está siendo criado por un señuelo (un muñeco que reproduce un ejemplar adulto) en una instalación cerrada en pleno corazón de los Pirineos. Hasta ahora lo que hacía Aragón era enviar polluelos rescatados o incubados de forma artificial a un centro de Austria (el primero en ensayar la cría en cautividad) para asegurar su supervivencia. El momento más crítico para el quebrantahuesos fue a principios de la década de los setenta, cuando sólo quedaban en Europa treinta territorios. Esta especie habita también en Asia y África, pero ahí no hay estudios sobre la población. Fuente: La Vanguardia (18-4-2008)

  Observación de quebrantahuesos ¡Colabora en la conservación del Quebrantahuesos comprando la Mascota Oficial! Haz click aquí.  
Campaña para incentivar el consumo de carne Raza Pirenaica. Proyecto Piloto Zona Infantil
Conoce la naturaleza pirenaica Varcriq - vigilancia de areas criticas de quebrantahuesos Zona Infantil
Marcha Cicloturista Quebrantahuesos
 

Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza.

Las fundaciones para la conservación de la naturaleza son una herramienta esencial para protección de la biodiversidad y la participación social


La Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza (AFN), constituida en febrero de 2012, nace de la necesidad de defender la especificidad de las fundaciones conservacionistas de base privada, animándonos a trabajar en red para compartir experiencias, y de tener una representación unificada ante las administraciones públicas y otros operadores.

Agrupa a un total de 16 entidades que se reparten por la distinta geografía española y abarcan numerosas áreas de actuación en materia de conservación de la naturaleza.

Son entidades privadas de interés general que cumplen un papel determinante en la sociedad. En nuestro país, las fundaciones de conservación y ambientales son actores esenciales en la protección del medio ambiente, canalizando fondos, tanto públicos como privados, que contribuyen a facilitar el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, tal como contempla nuestra Constitución.

En este sentido, colaboran con los poderes públicos para velar por la utilización racional de todos los recursos naturales con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente.

Los principales fines de la AFN son los siguientes: - Representar y defender los intereses colectivos de las fundaciones de conservación de la naturaleza. - Fortalecer la colaboración entre las fundaciones asociadas de cara a lograr una mayor eficacia en las actividades de conservación. - Defender la participación de la sociedad civil y en concreto de las fundaciones, en la formulación, seguimiento y ejecución de las estrategias y las medidas de conservación.



CERRAR
© Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta Web sin autorización de los autores. FCQ© 2010
Fotografías: Francisco Márquez y F.C.Q · Traducciones: Elisabeht Porthaine (Fundación Lammergier Fonds)

Diseñado por JFactory