quebrantahuesos fcq

NOTICIAS


10/03/15

Urge una revisión sobre los planes de gestión de la Red Natura 2000 en Aragón.

Todas las Zonas de Especial Conservación (ZEC), que suponen el 21% de la superficie de Aragón, siguen sin declararse, habiendo transcurrido más de 6 años (fecha límite fijada por la Directiva de Hábitats) desde el año 2003, en el que se publicó la primera lista de Lugares de Importancia Comunitaria (LIC). Antes de finalizar el año 2013 deberían haber estado todas declaradas y aprobadas, así como los planes o medidas de conservación para cada una de ellas. En el año 2011 se aprobaron en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente las directrices de conservación para redactar los planes (opción adoptada en Ley española de adaptación de la Directiva de Hábitats). En marzo de 2015 todavía no se ha de declarado ni una sola ZEC en Aragón, la única Comunidad Autónoma en esta situación. La paradoja es que el Consejo de Gobierno de Aragón ya había aprobado la declaración como ZEC en el año 2010 de 39 espacios de la región alpina. Para agravar la situación durante estos años no se ha transmitido ninguna información a los interesados (población local, ONGs, etc.), sobre la situación de las ZEC, ni sobre el formato, contenido y obligaciones de los planes. Durante el mes de enero de 2015, han sido expuestos a información pública los planes para las ZEC situadas en Aragón en la región biogeográfica alpina. Esta información pública, aunque fuera de plazo, nos parece muy importante. Sin embargo tenemos algunas consideraciones que se han presentado como alegaciones y que pueden consultarse íntegramente en la web de la FCQ (www.quebrantahuesos.org). Los planes no cumplen las directrices de conservación acordadas por la Conferencia Sectorial, no contienen la delimitación precisa de cada uno de los espacios y no contienen medidas de conservación concretas para cada especie y hábitat de la Directiva. En su elaboración, de la que se desconocen los autores, no se han contado, ni con participación de la comunidad de científicos, ni con la mejor información publicada (incluida la información científica generada por el Ministerio de Medio Ambiente), ni se ha consultado a expertos, ni por supuesto a las ONG cuya actividad se centra en la conservación de especies y de espacios con programas desde hace años y cuyas experiencia se ha obviado. Consideramos que los documentos presentados a información pública para declarar las ZEC y aprobar los planes de la región alpina, en su actual redacción resultan incomprensibles para el ciudadano medio. Encontramos otra deficiencia fundamental: resulta imposible conocer en detalle las medidas de conservación de los distintos tipos de hábitats en cada uno de los diferentes espacios. Además no se han identificado ni las presiones o amenazas que sufre cada espacio, ni los impactos reales de estas presiones, por lo que no se pueden relacionar con las necesarias medidas de conservación. En los planes tampoco aparecen identificados los propietarios, ni los actores locales afectados o beneficiarios de las medidas. No se ha realizado la evaluación del coste económico de cada plan y tampoco de los beneficios que generan tanto ambientales como económicos, ni están establecidas las previsiones de financiación en los próximos años. Los planes pretenden tener vigencia indefinida cuando lo razonable es una revisión continuada de su utilidad, anual al principio. No hay previsiones de seguimiento con indicadores que informen de su éxito o fracaso y tampoco se ha diseñado el imprescindible sistema de evaluación de efectos del impacto negativo de las nuevas actividades que pretendan hacerse en el interior o en las proximidades de esos lugares. Y se desconocen los calendarios de declaración de las ZEC que faltan y de su plan de conservación. Todas estas insuficiencias han sido señaladas en las alegaciones que hemos comentado y que esperamos sean atendidas y que como hemos señalado, se encuentran disponibles en nuestra web. El procedimiento de infracción abierto por la Comisión Europea, iniciado con la carta de emplazamiento de 27-2-201, sobre el incumplimiento por España y en especial por las CCAA de la Directiva de Hábitats por no declarar las ZEC y aprobar los planes, no debe ser una excusa para aprobar a toda prisa los planes sin el rigor y el contenido que exige la Ley, intentando evitar que el procedimiento acabe en infracción y sanción económica. Una última reflexión deber dirigirse al sistema administrativo que ha fallado en la aplicación de la Directiva de Hábitats, en especial desde el año 2010. Es urgente la revisión de todo el sistema administrativo relacionado con la aplicación de la Directiva de Hábitats en la Comunidad Autónoma de Aragón. Para la aprobación de los planes y gestión posterior de las ZEC será necesaria una nueva organización administrativa que asegure que se diseñan, tramitan y gestionan los planes para las ZEC con respeto a las normas europeas, a las leyes españolas (y a las directrices de gestión aprobadas) y a los ciudadanos interesados, utilizando la información científica disponible y los mejores conocimientos de los expertos. Y con toda la información generada a la vista y accesible para todos. Esta actuación debe hacerse con el máximo rigor y sin pérdida de tiempo.

  Observación de quebrantahuesos ¡Colabora en la conservación del Quebrantahuesos comprando la Mascota Oficial! Haz click aquí.  
Campaña para incentivar el consumo de carne Raza Pirenaica. Proyecto Piloto Zona Infantil
Conoce la naturaleza pirenaica Varcriq - vigilancia de areas criticas de quebrantahuesos Zona Infantil
Marcha Cicloturista Quebrantahuesos
 

Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza.

Las fundaciones para la conservación de la naturaleza son una herramienta esencial para protección de la biodiversidad y la participación social


La Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza (AFN), constituida en febrero de 2012, nace de la necesidad de defender la especificidad de las fundaciones conservacionistas de base privada, animándonos a trabajar en red para compartir experiencias, y de tener una representación unificada ante las administraciones públicas y otros operadores.

Agrupa a un total de 16 entidades que se reparten por la distinta geografía española y abarcan numerosas áreas de actuación en materia de conservación de la naturaleza.

Son entidades privadas de interés general que cumplen un papel determinante en la sociedad. En nuestro país, las fundaciones de conservación y ambientales son actores esenciales en la protección del medio ambiente, canalizando fondos, tanto públicos como privados, que contribuyen a facilitar el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, tal como contempla nuestra Constitución.

En este sentido, colaboran con los poderes públicos para velar por la utilización racional de todos los recursos naturales con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente.

Los principales fines de la AFN son los siguientes: - Representar y defender los intereses colectivos de las fundaciones de conservación de la naturaleza. - Fortalecer la colaboración entre las fundaciones asociadas de cara a lograr una mayor eficacia en las actividades de conservación. - Defender la participación de la sociedad civil y en concreto de las fundaciones, en la formulación, seguimiento y ejecución de las estrategias y las medidas de conservación.



CERRAR
© Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta Web sin autorización de los autores. FCQ© 2010
Fotografías: Francisco Márquez y F.C.Q · Traducciones: Elisabeht Porthaine (Fundación Lammergier Fonds)

Diseñado por JFactory