quebrantahuesos fcq

NOTICIAS


28/03/12

La temporada de cría del Programa de Quebrantahuesos finaliza con el nacimiento de 7 ejemplares.

El Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente, gestionado por la Fundación Gypaetus, ha culminado el periodo de cría 2011/2012 con el nacimiento de siete ejemplares de los diez huevos que la seis parejas reproductoras del Centro de Cría andaluza de Cazorla (Jaén) han puesto. Así, según ha indicado a Europa Press el gerente de la Fundación, Jesús Charco, desde el nacimiento del primer pollo el pasado 6 de febrero, y hasta este domingo, son ocho los ejemplares de quebrantahuesos que han visto la luz en el centro de Cazorla, si bien, falleció uno de ellos a los pocos días. En este sentido, ha concretado que, en principio, los siete ejemplares nacidos se encuentran "bien", por lo que ha expresado que están "muy contentos" por el desarrollo de esta temporada de cría, que comenzó en otoño y donde las cifras se resumen en diez huevos puestos de seis parejas reproductoras, ocho de ellos fértiles, ocho pollos nacidos y siete viables y en perfecto estado de salud. No obstante, ha mostrado cierta cautela ante el último nacimiento, cuyo pollo aún se encuentra siendo vigilado y observado por los técnicos del Programa andaluz, que prevén trasladarla al nido a finales de esta semana. La cría natural, de los nuevos ejemplares de quebrantahuesos transcurre con normalidad, tres de ellos a cargo de sus padres biológicos y los tres restantes en los nidos de parejas adoptivas. Un año más, los especialistas en cría en cautividad de quebrantahuesos del Centro de Cazorla, acudirán a la doble adopción, es decir, una misma pareja reproductora del centro de Cazorla sacará adelante dos pollos de quebrantahuesos. La pareja será 'Cabús'-'Corba' que ha demostrado sus cualidades para la cría doble desarrollándola con éxito temporadas atrás. Por otro lado, Charco ha reconocido que estos siete pollos dan por "cumplidas" las expectativas iniciales con respecto a esta temporada, por lo que ha reiterado que están "muy contentos". En esta línea, ha asegurado que estos datos suponen "un paso más en el Programa" y ha apuntado que otorgan "más posibilidades de que este año se den sueltas de ejemplares", frente a la decisión del pasado año de no liberarlos por la aparición de quebrantahuesos muertos por envenenamiento. "Damos casi por seguro que este va a haber sueltos", ha afirmado, aunque puntualizando que "sin quitarle el 'casi'", pues el año pasado "también lo dábamos así". Además, ha recordado que esta medida estará condicionada por la posición del Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP), en el que esta incluido el Programa andaluz del quebrantahuesos. Desde que en mayo de 2011 aparecieran aquellos ejemplos, según Charco, "no han vuelto a darse más casos, el uso del veneno se ha reducido en los montes y las inspecciones con perros por los montes están dando resultados negativos". Pese a estos factores positivos, "no podemos bajar la guardia frente al uso del veneno", ha advertido. En este sentido, la Fundación Gypaetus ha apuntado que el EPP, encargado de coordinar la labor de la red de centros europea de cría en cautividad, mide el índice de éxito de cada temporada de cría en función de tres parámetros, el éxito reproductor --número de pollos y números de parejas nidificantes--, éxito de eclosión total --número de pollos y número de huevos-- y éxito de eclosión de huevos fértiles --número de pollos y números de huevos fértiles--. Según estos parámetros el Centro de Cría de Cazorla obtiene esta temporada 2011-2012 un éxito reproductor de 1,3, un éxito de eclosión total del 0,8 y un éxito de eclosión de huevos fértiles de 1. Estos resultados superan a los obtenidos en la temporada anterior cuando el Centro de Cría de Cazorla contó con un éxito reproductor de 1,3; un éxito de eclosión total de 0,7 y un éxito de eclosión de huevos fértiles de 0,82. Por todo ello, "todo apunta que se liberarán ejemplares este año", ha reiterado Charco, aunque matiza que "no se puede garantizar, pese a que las cosas en principio vayan bien". Hay que recordar que éste es el duodécimo periodo de cría de este centro que se ha convertido en "un referente mundial" gracias a los "excelentes" resultados obtenidos en las últimas temporadas y, muy especialmente en la anterior, con nueve pollos nacidos, de los cuales todos sobrevivieron. El Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla nació en diciembre de 1996 en el marco del Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos, aprobado ese mismo año por la Consejería de Medio Ambiente, con el objetivo final de establecer una población "viable y autónoma" a largo plazo. A casi 1.300 metros de altitud, en el paraje conocido como Nava de San Pedro, en pleno corazón del Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, sobre dos hectáreas se levantan las instalaciones del Centro de Cría de Quebrantahuesos de Cazorla. El perímetro se organiza en seis zonas de gestión formadas por un recinto de quebrantahuesos cautivos compuesto por 20 jaulas, zona de alimoches en cautividad constituida por seis jaulas más; jaula de cuarentena, aislada de los dos recintos anteriores; un área de preparación del alimento con sala de despiece y arcones de congelación para su reserva; almacén y vivienda con laboratorio-sala de videograbación y bioterio. El trabajo en cuanto a cría en cautividad sigue unas directrices "muy bien delimitadas" por el Programa Europeo de Especies Amenazadas (EEP). En 1985 el innovador sistema de cría orientado a la conservación del centro vienés Richard Faust Zentrum dio lugar a la creación del EEP que hoy coordina una red internacional formada por tres centros especializados y una treintena de parques zoológicos. En octubre de 1999 el Centro de Cría del Quebrantahuesos de Cazorla se incorporó oficialmente a esta red que al final de cada época de cría realiza un inventario de todos los pollos nacidos en este entramado europeo. En esta línea, la Fundación ha apuntado que el destino de los nuevos ejemplares de quebrantahuesos se decidirá en el ámbito del EEP una vez finalice la temporada reproductora en la totalidad de centros de la red europea formada por más de cuarenta, entre centros especializados de cría en cautividad como el de Cazorla y zoológicos. Fuente: Europa Press (26-3-2012).  

  Observación de quebrantahuesos ¡Colabora en la conservación del Quebrantahuesos comprando la Mascota Oficial! Haz click aquí.  
Campaña para incentivar el consumo de carne Raza Pirenaica. Proyecto Piloto Zona Infantil
Conoce la naturaleza pirenaica Varcriq - vigilancia de areas criticas de quebrantahuesos Zona Infantil
Marcha Cicloturista Quebrantahuesos
 

Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza.

Las fundaciones para la conservación de la naturaleza son una herramienta esencial para protección de la biodiversidad y la participación social


La Asociación de Fundaciones Privadas de Conservación de la Naturaleza (AFN), constituida en febrero de 2012, nace de la necesidad de defender la especificidad de las fundaciones conservacionistas de base privada, animándonos a trabajar en red para compartir experiencias, y de tener una representación unificada ante las administraciones públicas y otros operadores.

Agrupa a un total de 16 entidades que se reparten por la distinta geografía española y abarcan numerosas áreas de actuación en materia de conservación de la naturaleza.

Son entidades privadas de interés general que cumplen un papel determinante en la sociedad. En nuestro país, las fundaciones de conservación y ambientales son actores esenciales en la protección del medio ambiente, canalizando fondos, tanto públicos como privados, que contribuyen a facilitar el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, tal como contempla nuestra Constitución.

En este sentido, colaboran con los poderes públicos para velar por la utilización racional de todos los recursos naturales con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida y defender y restaurar el medio ambiente.

Los principales fines de la AFN son los siguientes: - Representar y defender los intereses colectivos de las fundaciones de conservación de la naturaleza. - Fortalecer la colaboración entre las fundaciones asociadas de cara a lograr una mayor eficacia en las actividades de conservación. - Defender la participación de la sociedad civil y en concreto de las fundaciones, en la formulación, seguimiento y ejecución de las estrategias y las medidas de conservación.



CERRAR
© Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de esta Web sin autorización de los autores. FCQ© 2010
Fotografías: Francisco Márquez y F.C.Q · Traducciones: Elisabeht Porthaine (Fundación Lammergier Fonds)

Diseñado por JFactory